Fibromialgia y Dolor Miofascial, 2 síndromes que debes conocer muy bien

Fibromialgia y Dolor Miofascial son dos síndromes muy similares más no iguales, la razón por la que mezclamos ambos es porque muchos de quienes padecen fibromialgia también sufren del síndrome de dolor miofascial.

El síndrome de dolor miofascial es una forma de dolor crónico que en ocasiones afecta todo el cuerpo, en general la cara y la mandíbula, ello se debe a los molestos síntomas de la fibromialgia y si no se controla a tiempo puede contribuir a la discapacidad y a la mala calidad de vida.

¿Qué se entiende por Fibromialgia y Dolor Miofascial?

Image result for myofascial pain syndrome treatment

Síndrome miofascial

Es un trastorno de dolor que afecta músculos y la fascia en todo el cuerpo. La fascia es una especie de red que rodea los huesos, tejidos, órganos y vasos sanguíneos del cuerpo. Este síndrome puede atacar e inducir la degeneración de ciertas áreas de la fascia, generando dolor crónico y variedades de síntomas.

El dolor normalmente se inicia en áreas específicas del cuerpo, llamadas puntos gatillo miofasciales (TrPs), estas se sienten como pequeños nódulos bajo la piel, dichos puntos gatillo son desarrollados en todo el cuerpo comúnmente, donde la fascia entra en contacto con un músculo.

Es una enfermedad muy común, de hecho la mayoría de las personas desarrollará en algún momento de sus vidas al menos algún punto de activación en su cuerpo pero no todas presentarán síntomas severos, por lo que podrán continuar con su rutina normal. Sin embargo, alrededor del 14% de la población desarrollará una forma crónica del síndrome, dando como resultado dolores persistentes y malestares.

Signos y síntomas de Fibromialgia y Dolor Miofascial

  • Presencia de puntos gatillo palpables en los músculos: Es el signo más común, los puntos desencadenantes son áreas de extrema sensibilidad, y generalmente son formados en bandas de músculo debajo de la piel, similares a los puntos sensibles causados por la fibromialgia, sólo que estos puntos se sientes por debajo de la piel.

Al ser tocados, producirán dolor y espasmos en los músculos. El dolor se siente comúnmente en un área diferente del punto de activación, esto se llama dolor referido.

  • Dolor sordo: suele ser sordo el dolor generado por este trastorno pero también puede producir una sensación de palpitación, apuñalamiento o ardor. Aunque cualquier parte del cuerpo puede ser afectada, el dolor se sentirá en el área de la mandíbula.

Un tercio de quienes sufren fibromialgia y dolor miofascial reportan dolor localizado, mientras que dos terceras partes reportan tener dolor en todo el cuerpo. Sin embargo, tiene otra variedad de síntomas, de los cuales muchos parecieran no estar relacionados.

  • Entumecimiento en las extremidades
  • Chasquido de las articulaciones
  • Movimiento limitado de las articulaciones, particularmente la mandíbula
  • Debilidad muscular (se manifiesta en dejar caer cosas)
  • Migraña o dolor de cabeza
  • Sueño perturbado
  • Problemas de equilibrio
  • Tinnitus y dolor de oído
  • Visión doble o visión borrosa
  • Problemas con la memoria
  • Náusea inexplicables, mareos y sudoración

Factores agravantes de la Fibromialgia y Dolor Miofascial

  • El estrés y la ansiedad: contribuyen a la tensión muscular, generando irritación en los puntos gatillo.
  • Cambios climáticos: como la frialdad repentina, humedad alta o sequedad extrema, pueden también agravar los síntomas.
  • Actividad física: pueden generar síntomas.

Causas

  • Problemas musculares y esqueléticos: aunque existen diversas causas que generan este trastorno, normalmente es causado por algún trauma presente en los músculos o el esqueleto en el cuerpo.
  • Dolor crónico de Fibromialgia: las personas que padecen dicho trastorno pueden tener síndrome de dolor miofascial, además puede causar contracciones musculares alrededor de los puntos desencadenantes, aparte de los puntos blandos de la fibriomialgia.
  • Depresión asociada con fibromialgia: al menos el 30% de pacientes con este trastorno sufren de depresión, provocando que los niveles de serotonina en el cerebro se encuentren bajos.

 Sobremedicación en la medicina tradicional

  • Antidepresivos y/o medicamentos contra la ansiedad: son los medicamentos más comunes recetados para el trastorno
  • Metadona: es 20 veces más fuerte que Vicodin o Percocet pero también la convierte en la más peligrosa.
  • Tizanidine (zanaflex): comúnmente prescrito para dolores nerviosos. Tiene como efecto secundario la toxicidad hepática con posibles interacciones con otras drogas.

Deficiencias nutricionales

Existen tres nutrientes que recalcan por ser deficientes en personas con dolor crónico, como lo son: el magnesio, la vitamina D, y la vitamina B12.

¿Qué clase de tratamientos naturales existen para aliviar la Fibromialgia y Dolor Miofascial?

  • Mantente libre de estrés y la mente ocupada en otro lugar para evadir el dolor.
  • Debido a que la deficiencia de vitamina D y el hipotiroidismo están normalmente vinculados a esta condición, se recomienda controlarlas porque será vital.
  • Exponerte al sol de la mañana, le dará a tu cuerpo vitamina D y asegúrate de tomar una dosis adecuada de la misma.
  • Asiste a consultas de fisioterapias, resultará beneficioso.
  • La aromaterapia con clavo y lavanda son muy útiles con masajes, ya que calman los calambres y espasmos.
  • Los fármacos homeopáticos son eficientes cuando se toman en bajas dosis y se repiten varias veces al día.
  • Terapias que te ayuden a mantener un buen humor, produciendo hormonas de felicidad.
  • La acupuntura como método alternativo también será de excelente ayuda.
  • El magnesio es un mineral totalmente necesario para el cuerpo, cumple con más de 300 funciones en el. Por lo que, tomar 1 cucharada en las mañanas y en las noches antes de dormir, será de gran ayuda.
  • Consume sal yodada e incrementa la ingesta de mariscos
  • Procura que tu dieta sea rica en frutas secas, verduras frescas, grasas esenciales de Omega 3.
  • Evade alimentos procesados y refinados.
  • Procura eliminar la ingesta de alcohol porque puede producirte dolor miofascial.

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *